La cooperativa Eléctrica de Castellar: casi 100 años de cooperativismo electrico

Una de las cooperativas con más trayectoria histórica de Unión Renovables.

Según consta en los archivos, el día 2 de Mayo de 1.916, D. José Alpera Roig suscribió un contrato con la Sociedad Anónima “El Volta” para el suministro de energía eléctrica para la barriada de Castellar y Oliveral, la cual le seria puesta a disposición el día 31 de Julio del mismo año.

El Sr. Alpera instaló la red de distribución de energía eléctrica desde un transformador de 25 kW., en la calle Mayor del poblado de Castellar y otro de 7,5 kW., en casa de D. José Arce Aznar del mismo poblado, para el suministro de energía al poblado de Castellar y Oliveral y caseríos limítrofes.

El día 2 de Agosto de 1.923, D. José Alpera cede y traspasa los derechos y obligaciones que se derivan del contrato con la S.A. “El Volta”, y todas las redes y transformadores, a D. Marcelino Gimeno Mocholí, en nombre y representación de doscientos veinticinco propietarios, por un importe total de dieciocho mil pesetas.

Transcurrido un año, el día 1 de Agosto de 1.924 como consecuencia de la reunión promotora de la constitución de la Cooperativa, el día 13 de Agosto de 1.924 se presentó para su legalización, en el Gobierno Civil de Valencia, el REGLAMENTO DE LA COOPERATIVA ELECTRICA DE CASTELLAR.

Según dicho Reglamento el objeto de la Sociedad es el de proporcionar fluido eléctrico, bien para fuerza motriz o para alumbrado, a sus socios, económicamente. El fluido eléctrico podría ser producido directamente por cuenta de la Sociedad o comprado a una empresa o particular.

Conoce la historia de la cooperativa Eléctrica de Castellar en este interesante reportaje.

DEJA TUS COMENTARIOS