¡Ahorrar energía mola!

El contexto energético actual nos muestra la necesidad del ahorro energético. Desde una perspectiva de hacer, de la necesidad, virtud,es posible mejorar nuestro bienestar mediante el ahorro y la eficiencia energética.

Es importante tener en cuenta la imagen sobre el consumo energético medio en un hogar para conocer y evaluar las posibles acciones de eficiencia y ahorro energético.

La energía que consumen las familias se acerca al 30% del consumo energético total de España, y se reparte entre un 18% en la vivienda y un 12% en el coche.

Os proponemos una serie de consejos para facilitar el ahorro de energía con garantías de éxito:

1. Ahorro energético en el hogar

Iluminación

-Aprovecha al máximo la luz del día.

-Sustituye las bombillas “normales” por otras de bajo consumo o leds. El precio de compra es mayor pero, amortizarás pronto la inversión pues consumen un 80% menos y duran hasta 8 veces más. Empieza por sustituir solamente y de partida, las luminarias que utilices más de 3 horas al día. El resto las puedes ir cambiando poco a poco después, conforme se vayan fundiendo o estropeando.

-Utiliza luces próximas para trabajos como leer, estudiar y elimina las luces indirectas que suponen gran consumo al tener que ser de mayor potencia.

-Apaga las luces al salir de las habitaciones.

Electrodomésticos

-Ten en cuenta el etiquetado energético en los electrodomésticos. El etiquetado energético informa al usuario sobre el consumo de energía y otros datos complementarios relativos a cada tipo de aparato a lo largo de su vida.

-Evitar la «energía fantasma».Cuando apagamos electrodomésticos como la TV con el mando a distancia, en realidad no se apagan, si no que pasan a un modo de espera, por lo que siguen consumiendo energía. Si apagamos en el interruptor este tipo de electrodomésticos, evitaremos un gasto de alrededor de un 3% de energía.

Agua caliente

-Una temperatura del agua de 40º C es suficiente para ducharse. Regula el calentador a esa temperatura para evitar calentar agua y luego enfriarla mezclándola.

-Ahorrando agua caliente ahorramos energía. Todos los consejos para ahorrar agua son válidos para ahorrar energía.

Calefacción

-Instala un termostato en la calefacción y regúlalo para una temperatura de no más de 21º C en invierno, por cada grado adicional gastarás aproximadamente un 5% más de energía.
-Revisa periódicamente el estado de la caldera, aumentará su eficiencia y su duración.
-Cierra los radiadores que no precises y apaga completamente la calefacción si tu casa va a estar desocupada y no abras las ventanas con la calefacción encendida.

2. Ahorro energético en el transporte

Buscar la eficiencia energética en los desplazamientos:

Utiliza el transporte público.

Desplázate en bicicleta o a pie.

Comparte el vehículo con otras personas y conducir de forma eficiente.

Elige un vehículo o medio de transporte adaptado a tus necesidades y que sea eficiente o menos contaminante, como el vehículo eléctrico.

3-Consumir y producir energía renovable

-Consumir energía de origen renovable es la medida más efectiva para la eficiencia y ahorrar en la factura de la luz. Existen diferentes posibilidades como el autoconsumo o las comunidades energéticas que nos permite pasar de consumidores a prosumidores que nos permite producir gran parte de la energía que consumimos.

4-Asociarse a una cooperativa energética

-Al ser copropietario de una cooperativa energética podemos obtener un mayor grado de soberanía energética en nuestra gestión energética. Dejamos de estar al margen para participar en la gestión de nuestra energía.

-En una cooperativa energética se prima la defensa de los intereses energéticos de las personas socias.

-El cooperativismo energético promueve valores ambientales y sociales. Es decir, apuesta decidida por la gente: primero las personas. Buscan integrar el ciclo de la energía dentro de una economía circular y descarbonizada que implica la implantación de energías renovables y sistemas de generación distribuida como herramientas de transición a un modelo que asuma el decrecimiento y la vida sostenible en un planeta finito. Pues la mejor energía es aquella que no se consume.

DEJA TUS COMENTARIOS